SI TU COMPRA ES MAYOR A $500 EL ENVÍO ES GRATIS EN LA CDMX

Alarga la vida de tus flores de San Valentín

El significado de las flores en el día del Amor y la Amistad
febrero 13, 2018
10 tipos de jardín y sus características
febrero 16, 2018

Alarga la vida de tus flores de San Valentín

Alarga la vida de las flores que te regalaron para San Valentín.

Si tuviste la suerte de recibir un ramo de flores este San Valentín -y si no, no importa, ya que estos consejos también sirven para las que tú te compras- quizá te estés preguntando cómo hacer para que decoren tu casa por el mayor tiempo posible.

La red está llena de consejos que van desde ponerle aspirina triturada al agua hasta dejarlas en la nevera durante toda la noche.

Pero antes de que empieces a revolver tu botiquín o a vaciar los estantes de la nevera para hacerle lugar a tus rosas, te invitamos a leer cuáles son -de todos los que abundan por allí- los métodos más efectivos que recomiendan los expertos para hacer que tus flores se vean lindas y saludables por más tiempo.

1 – Cortarlas

Antes que nada, lo primero que debes hacer es cortarles los tallos con unas tijeras afiladas o un cuchillo y sacarles alrededor de dos centímetros.

El corte debe ser en diagonal “porque si lo haces recto, cuando metas el tallo dentro del jarrón se apoyará completamente en el fondo y la flor no podrá beber”, le explica a BBC Mundo Maricarmen Rosendo, florista profesional, con mas de 20 años de experiencia en el cuidado de las flores.

Con un corte diagonal, “es como si tuviese tacones: se apoya y a la vez tiene espacio para poder absorber el agua”.

También es importante volver a cortar el tallo (con medio centímetro alcanza) cada pocos días para que los “vasos de absorción se mantengan sanos”, añade Rosendo.

Si están atadas en un ramo no hace falta que le cortemos la goma elástica o lo que sea que las mantenga unidas.

Esto dependerá de si nos gusta la forma en que están ordenadas, pero no tiene un impacto directo sobre su longevidad.

Otro detalle importante es cortar las hojas y ramas que están por debajo de la línea del agua para evitar que ésta se pudra.

“Y es que las bacterias son las principales enemigas de las flores cortadas”, le explica a BBC Mundo Helen Bostock, asesora principal de jardinería de la Sociedad Real de Horticultura en Londres, Reino Unido.

“Todo el mundo cree que las flores necesitan agua, nutrientes, pero lo principal es mantener el ambiente lo más limpio posible porque, de otra manera, las bacterias bloquean los tejidos del tallo que transportan el agua, y la flor acaba languideciendo”.

2 – ¿Qué pongo en el agua?

Lo más recomendable es añadirle al agua el contenido de la bolsita con nutrientes que viene adosada al ramo que compramos en el supermercado o la floristería.

Pero si lo tiramos sin querer -o si se trata de flores que recogimos del jardín- podemos preparar una solución en la casa.

“Lo importante aquí es incorporar algo que detenga la aparición de bacterias”.

En un litro de agua, explica la horticultura, debemos agregar unas pocas gotas de lejía, una cucharada de azúcar y unas gotas de vinagre. Ésta es la fórmula más sencilla y más barata.

 

3 – Florero impecable

Aunque antes de pensar en el agua, debemos pensar en el recipiente donde vamos a colocar las flores.

La mayoría de las veces solemos rescatar un florero guardado en un armario de la cocina que delata su falta de uso por la delgada línea amarilla dejada por el agua sucia de la última vez que le pusimos flores.

Por nimio que parezca este detalle, puede acortar la vida de nuestras flores

El jarrón debe estar impecable para evitar las bacterias.

4 – ¿Dónde las pongo?

Cuanto más cálida es la habitación, más corta será la vida de las flores.

Lo ideal es ubicarlas en un sitio con luz natural, lejos del radiador o cualquier dispositivo electrónico que sea una fuente de calor.

Sol directo tampoco es recomendable porque aumenta la temperatura.

En las floristerías, muchas flores se conservan dentro de una cámara de frío, perola idea de ponerlas dentro de la nevera por la noche para alagarles la vida, es un tanto absurda, coinciden los expertos.

“Lo más importante es disfrutarlas”.

Aunque se recomienda que para mantenerlas frescas, no está demás añadirle al agua unos cubitos de hielo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TIENDA ONLINE