Cómo sembrar un girasol en mi jardín

Cómo cuidar el pasto en este verano
agosto 27, 2017
Haz que tus flores crezcan sanas
agosto 27, 2017

Cómo sembrar un girasol en mi jardín

El girasol es una planta herbácea anual que produce flores pequeñas o grandes de color amarillo durante el verano. Goza de gran aceptación debido a su belleza y facilidad de cultivo. Plantar sus semillas en verano es una actividad que pueden compartir chicos y grandes. Lo mejor es que puedes plantar las semillas con un mínimo de tiempo y preparación.

1. Elige una ubicación soleada. Los girasoles crecen mejor con 6 a 8 horas de luz solar al día, cuando pueden aprovecharla. Elige una ubicación que reciba directamente la luz solar durante la mayor parte del día.

  • A menos que tu jardín reciba fuertes vientos, mantén los girasoles lejos de los árboles, paredes y otros objetos que bloquean la luz solar.

2. Revisa el drenaje profundo del suelo. Los girasoles desarrollan raíces absorbentes largas que podrían pudrirse si el suelo está empapado de agua. Cava un agujero de 0,6 m (2 pies) de profundidad para ver si el suelo es compactado y duro. Si este es el caso, mezcla composta en el lecho de tu suelo para mejorar el drenaje.

3. Considera la calidad del suelo. Los girasoles no son muy exigentes y pueden crecer en suelos de jardines comunes sin necesidad de darles tratamiento adicional.

4. Planta las semillas a 2,5 cm (1 pulgada) de profundidad y 15 cm (6 pulgadas) de distancia. Planta las semillas en agujeros o zanjas de 2,5 cm (una pulgada) o 5 cm (2 pulgadas) de profundidad si el suelo es suelto y arenoso. Mantén las semillas al menos a 15 cm (6 pulgadas) de distancia entre sí, con el fin de darles a cada una suficiente espacio para crecer.

Cuidados después de la siembra.

1. Mantén húmedo el suelo que está alrededor de las plantas jóvenes. Mantén húmedo el suelo (pero no tanto), hasta que los brotes surjan del suelo. Aunque los brotes aún son pequeños y frágiles, riega 7,5 a 10 cm (3 a 4 pulgadas) lejos de la planta, con el fin de estimular el crecimiento de la raíz sin sacar las plantas.

2. Protege las plantas de las plagas. A los pájaros, las ardillas y los caracoles les encantan las semillas de girasol y podrían sacarlas incluso antes de que surjan los brotes. Cubre el suelo con mallas para impedir que eso suceda sin necesidad de bloquear los brotes. Coloca un cebo para caracoles o repelente de caracoles en un círculo con el fin de formar una barrera alrededor de la zona de plantación.

3. Riega con menos frecuencia las plantas que están en proceso de maduración.Una vez que las plantas han formado tallos y un sistema de raíces establecido, reduce la frecuencia de riego a una vez por semana. Riega con abundante agua durante la sesión semanal y aumenta la cantidad de agua cuando el clima es seco. Los girasoles requieren más agua que la mayoría de plantas anuales.

4. Aplica fertilizantes con moderación o no apliques ninguno. Si estás cultivando girasoles para tu disfrute personal, no es recomendable la fertilización, ya que se desarrollan bien sin esta y pueden sufrir si los alimentas en exceso.

5. Estaca las plantas si es necesario. Es posible que las plantas de más de 0,9 m (3 pies) necesiten que las asegures con estacas, así como las variedades que producen múltiples ramas. Ata el tallo a la estaca sin apretar usando un trapo u otro material suave.

Consejos:

  • Los girasoles son plantas anuales y mueren poco después de que la flor se marchita.
  • No plantes tu girasol contra una pared de ladrillos ya que los tallos podrían crecer entre los ladrillos y echarlo a perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

TIENDA ONLINE